Seleccionar página

Algunos signos de alarma nos avisan de posibles trastornos de aprendizaje

Fuentes:

–  Mª José Álvarez Gómez, Pediatra. Centro de Salud Mendillorri. Servicio Navarro Salud. Osasunbidea

 – Nerea Crespo Eguílaz, Psicopedagoga. Unidad de Neuropediatría,  Dpto. Pediatría. Clínica Universitaria de Navarra

 

            A veces nos preguntamos si nuestro hijo o hija tiene más dificultades de las esperables en el aprendizaje, vemos que no rinde en la escuela y nos agobia la idea de un posible desajuste de su desarrollo en relación a su edad. Existen unos signos de alarma que nos pueden permitir discernir un desarrollo funcional de otro necesitado de apoyos, saber si nuestro hijo o hija podría tener trastornos del aprendizaje. A continuación los enumeramos en relación a las edades:

Educación infantil (0-6 años)

Lenguaje:

Problemas de pronunciación, habla ininteligible

Dificultad para entender órdenes sencillas

Dificultad para entender preguntas

Desarrollo lento en la adquisición de palabras y/o frases

Dificultad para expresar deseos o necesidades a través del lenguaje oral

Dificultad para rimar palabras

Falta de interés en relatos o cuentos

Motricidad:

Torpeza en motricidad gruesa (como correr, saltar)

Equilibrio pobre

Torpeza en la manipulación fina (como abotonarse o ponerse los zapatos).

Evitación de actividades como dibujar, hacer trazos, etc.

Desarrollo cognitivo:

Problemas en memorizar los días de la semana, el alfabeto, etc.

Problemas para recordar las actividades rutinarias

Dificultades en la noción causa-efecto, en contar y secuenciar

Dificultades en conceptos básicos (como tamaño, forma, color)

Atención:

Alta distraibilidad, dificultades para permanecer en una tarea

Hiperactividad y/o impulsividad excesiva

Habilidad social:

Problemas de interacción, juega solo

Cambios de humor bruscos

Fácilmente frustrable: rabietas frecuentes, repetición constante de ideas, dificultad para cambiar de idea o de actividad

Educación primaria

Lenguaje:

Dificultad para aprender la correspondencia entre sonido/letra

Errores al leer

Dificultades para recordar palabras básicas

Inhabilidad para contar una historia en una secuencia

Matemáticas:

Problemas para aprender la hora o contar dinero

Confusión de los signos matemáticos

Transposición en la escritura de cifras

Problemas para memorizar conceptos matemáticos

Problemas para entender la posición de los números

Dificultades para recordar los pasos de las operaciones matemáticas

Motricidad:

Torpeza, pobre coordinación motor

Dificultad para copiar en la pizarra

Dificultad para alinear las cifras en una operación matemática

Escritura pobre

Atención:

Dificultades para concentrarse en una tarea

Dificultades para terminar un trabajo a tiempo

Inhabilidad para seguir múltiples instrucciones

Descuidado, despreocupado

Rechazo ante los cambios de la rutina o ante conceptos nuevos

Habilidad social:

Dificultad para entender gestos o expresiones faciales

Dificultad para entender situaciones sociales

Tendencia a malinterpretar comportamientos de compañeros o adultos

Aparente falta de «sentido común»

Educación secundaria

Lenguaje:

Evita leer o escribir

Tendencia a perder información cuando lee un texto

Comprensión lectora pobre, dificultad para entender los temas leídos

Pobreza en las redacciones orales y/o escritas

Dificultad para aprender idiomas extranjeros.

Matemáticas:

Dificultades para entender conceptos abstractos

Pobre habilidad para aplicar destrezas matemáticas

Atención/Organización:

Dificultades para organizarse

Problemas en tareas de elección múltiple

Trabajo lento en clase y en exámenes

Pobreza al tomar notas

Pobre capacidad para corregir su trabajo

Habilidad social:

Dificultad para aceptar críticas

Problemas para negociar

Dificultades para entender el punto de vista de otras personas